TRÁNSITO DE MERCURIO

1 Nov 2019

Sea de día o de noche, el cielo constantemente ofrece espectáculos celestes que no dejan de maravillarnos con su constancia y majestuosidad. Eclipses solares o lunares, pasos del Sol por el Cenit, conjunciones planetarias, lluvias de meteoros, entre otros. A veces también podemos ver los tránsitos.

 

Las personas que ya han visto a Júpiter a través de un telescopio en repetidas ocasiones han podido apreciar que de vez en cuando unas pequeñas sombras negras parecen recorrer la circunferencia del planeta. Son las sombras de alguno de sus cuatro satélites naturales principales, las lunas galileanas, proyectadas en el gigante de gas. Los astrónomos llaman a esto tránsito. Cuando podemos ver, desde la Tierra, la sombra de un cuerpo celeste proyectada sobre otro.

 

Esto también ocurre con las sombras de los planetas, pero proyectadas sobre la superficie del Sol, los tránsitos planetarios. Desde la Tierra solo nos es posible ver tránsitos de Venus o Mercurio ya que son los únicos planetas más cercanos al Sol que la Tierra. Sin embargo, si viviéramos en marte, en alguna ocasión podríamos ver a nuestro pequeño planeta azul transitar sobre la superficie del astro rey.

 

El próximo 11 de noviembre ocurrirá un tránsito. En esta ocasión el protagonista será el más pequeño de los planetas y el más cercano al Sol, Mercurio. Desde las 7:40 am, apenas 45 minutos después del amanecer, se podrá ya percibir la pequeña sombra del planeta proyectada sobre le disco solar. Se continuará proyectando a lo largo de la mañana llegando lo más cercano al centro del disco solar alrededor de la 10:30 am y abandonará la silueta del Sol a las 1:07 pm. Son varias horas las que tendremos disponibles para ver al pequeño planeta pasar por la misma zona del cielo donde se encuentra nuestra estrella.

 

Estos eventos astronómicos no son muy comunes. Mercurio transita sobre el Sol 13 veces por siglo, mientras que Venus 13 veces cada milenio. La última vez que se pudo observar un tránsito de Venus desde cielos mexicanos fue el pasado 5 de junio de 2012 y en el caso de Mercurio el 9 de mayo 2016.

 

La baja regularidad de estos sucesos los hace especiales. Si nos perdemos este tránsito tendremos que esperar hasta el 13 de noviembre del 2032 o hasta el 7 de noviembre del 2039 Y para ver un tránsito de Mercurio junto a un eclipse solar la espera es más larga, hasta el 5 de julio del 6757. Así que es mejor aprovechar que tenemos uno próximo a la vuelta de un mes. Prepárense y no se lo pierdan.

Curiosidades

 

  • Este tránsito ocurre en una época próxima al máximo del ciclo solar nº 25 (año 2021), un periodo de actividad que genera la aparición manchas en el disco solar.

  • Los tránsitos solares son muy relevantes para la astronomía y constituyen una herramienta indispensable para la investigación.

  • Desde tiempos de Copérnico los astrónomos podían estimar la distancia de los planetas al sol con los tránsitos.

  • La órbita de Mercurio tiene la inclinación más pronunciada respecto a la eclíptica entre todas las órbitas de los planetas del sistema solar.

Recuerda que observar al Sol sin la protección debida es muy peligroso para la vista, acércate a tu planetario más cercano para asesorarte.

 

 

Tránsito de Mercurio de mayo 2016 desde el observatorio del

Planetario de Cozumel Cha'an Ka'an

 

Please reload

Notas de Cha'an Ka'an

November 1, 2019

Please reload