Lucy en el cielo es un diamante

Viajando durante 50 años a la velocidad de la luz hacia la constelación del Centauro, se encuentra uno de los objetos más peculiares que la humanidad ha descubierto. Apodada “Lucy” por la canción “Lucy in the sky with diamonds” de los Beatles, se trata de un diamante de 4,022 km de diámetro, es decir, un diamante más grande que la Luna y cerca de un tercio el tamaño de la Tierra. Los astrónomos la llaman “BPM 37093” y es el corazón de una estrella extinta.

 

Se estima que este diamante espacial es de unos 10 billones de septillones de quilates (un uno seguido de 34 ceros). El precio de un diamante así sería inalcanzable para Trumph, Bill Gates o Carlos Slim y, en el caso hipotético de que pudieran comprarlo, necesitarían una lupa del tamaño del Sol para medir su valor. Esta estrella diamante sobrepasa por mucho a los dos diamantes más grande en la Tierra, el diamante “Estrella de África” de 530 quilates que se encuentra entre las joyas de la corona de Inglaterra y el diamante “Golden Jubilee” de 545 quilates.

 

Pero cómo es posible que pueda existir en el universo una joya de estas proporciones. La respuesta está en el ciclo de vida de las estrellas.

 

 

Las estrellas más masivas del cosmos suelen terminar sus vidas de maneras violentas, en estallidos espectaculares que liberan al espacio elementos químicos pesados sembrando así los ingredientes esenciales para crear vida en el futuro. Pero estrellas de baja masa como el Sol no terminan sus vidas de esta manera, lo hacen de una manera más tranquila, liberando gradualmente material al espacio mientras en su núcleo continúa habiendo fusión nuclear llegando a fusionar Carbono y Oxígeno. A estas alturas -12 mil millones de años después del nacimiento de una estrella, en el caso de una estrella como el Sol- lo único que quedará de la longeva estrella es su corazón, lo que los astrónomos llaman una estrella enana blanca. Debido a que su ciclo de fusión nuclear llega hasta el Carbono y el Oxígeno entonces el resultado es un diamante de estas proporciones.

 

Dentro de unos 5 mil millones de años nuestro Sol,  la  estrella que  nos  dio la vida y nos ha visto crecer,  entrará en su última fase, en la vejez estelar y se convertirá en una enana blanca.  Dos mil millones de años después de eso su núcleo  se  cristalizará  y  tendremos ahora  un  diamante  espacial en el centro de nuestro Sistema Solar.  El  destino  de  nuestro Sol es ser como Lucy algún día.

 

“Nuestro Sol se convertirá en un diamante que durará para siempre” dice Travis Metcalfe, el líder del equipo de investigadores que descubrió esta gema cósmica.

Fuentes:

https://www.cfa.harvard.edu/news/archive/pr0407.html

http://www.spacetoday.org/DeepSpace/Stars/WhiteDwarfs/LucyDiamondStarWhiteDwarf.html

 

The Beatles - Lucy in the sky with diamonds: https://www.youtube.com/watch?v=121MWiP2Ga0

 

Please reload

Notas de Cha'an Ka'an

November 1, 2019

Please reload